En recuerdo de Florentino

FLORENTINO

El pasado 17 de febrero se cumplía el aniversario del fallecimiento de Florentino Ortega García, uno de nuestros primeros y más entregados feligreses. Acabábamos de iniciar la actividad parroquial en la iglesia de las Esclavas y apareció al final de una de las primeras Misas mostrando su deseo de implicarse, lo que hizo generosamente: promovió el inicio del coro facilitándonos unas clases de canto, formaba parte del Consejo Económico de la parroquia, estuvo atento a resolver cualquier necesidad y una de las campanas de la parroquia lleva su nombre.
Florentino era un hombre muy completo, con una mentalidad joven, abierta a muchos campos que enriquecieran su humanidad y, especialmente, hicieran felices a los demás. Era en definitiva un buen cristiano.
Su hermana -fueron siete hermanos, pero ya vivía sólo ella- y sus sobrinos quisieron rendirle un sencillo pero sentido homenaje con motivo del aniversario de su fallecimiento, la víspera, el 16 de febrero de este año.
Empezó con una Misa por la tarde en la capilla del Santísimo de la que fue su parroquia, que se llenó a rebosar de parientes u amigos. El coro, su coro le recordó llevando su voz, la de Florentino a la Eucarístia, como él había hecho tantas veces. A continuación, en un hotel céntrico, cuyo vestíbulo estaba decorado con una gran foto del homenajeado, muchos de los familiares y amigos fuimos relatando anécdotas y aspectos de nuestro conocimiento de florentino que nos habían estimulado y ayudado. Se ofreció un libro donde se recogían algunos de sus artículos redactados en la Escuela de Escritores a la que acudía; también hablaron profesores y compañeros de su clases de clarinete y nuestro párroco recordó también su entrega como feligrés de la parroquia. Fue un rato muy agradable que nos brindo un ejemplo de persona y de cristiano.
Adjuntamos algunas fotografías