“Año nuevo…”

Como a veces decía San Josemaría Escrivá en estas fechas: “Año nuevo, lucha nueva”. Os deseamos a todos, parroquianos y amigos, un nuevo año lleno de alegrías: que la gracia de Dios se acomode en vuestras almas y la parroquia pueda ayudaros a mantenerla siempre viva en vuestros corazones.