El verano, una oportunidad

Las vacaciones, el merecido descanso, pueden ser una gran oportunidad para afrontar con más serenidad nuestra vida espiritual. Más, considerando la experiencia de haber vivido estos días de confinamiento en los que quizá nos hemos planteado algún cambio en el modo de enfocar nuestra vida, entre otras cosas, dedicar más tiempo a la familia. ¡Vale la pena!

¿Quieres participar?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s