Caminantes en las cascadas: gran concurrencia

El sábado 30 de marzo nos fuimos un numeroso grupo de fieles de la parroquia y amigos a las cascadas del Río Urbión. Después de la Santa Misa de 11, partimos hacia el refugio de Zarcia (Santa Cruz del Valle de Urbión). Allí dejamos los coches y emprendimos la ascensión hacia las cascadas.
Como siempre, la conversación entre los asistentes animaba a seguir monte arriba. Los más pequeños nos sorprendieron con su agilidad y fuerza, tanto para subir por el camino, como para vadear el río.
El buen tiempo acompañó, tanto durante el camino, como en el tiempo que pasamos disfrutando en una de las cascadas; también durante el descenso y en la comida.
Compartimos lo que llevábamos para la comida, cantamos canciones, los más pequeños jugaron al fútbol en la campa… Nos costó arrancar para volver a casa, estando con gente tan estupenda y en un sitio tan bonito.