Cuarto Domingo de San José

Este Cuarto Domingo de San José consideraremos el Cuarto Dolor y Cuarto Gozo: “Simeón bendijo a Dios diciendo:… Porque mis ojos han visto tu salvación, la que preparaste ante todos los pueblos (…) Después dijo a María: Este Niño está destinado a ser caída y resurrección de muchos en Israel -y a tu misma alma la traspasará una espada- para que se descubran los pensamientos de muchos corazones” (Lc 2, 30-40).

San José, cumplidor fiel de los planes de Dios. Grande fue tu dolor al saber que por la profecía de Simeón, que Jesús y María estaban destinados a padecer; mas este dolor se convirtió en gozo al conocer que esos padecimientos serían causa de salvación para muchas almas.

Como hicimos el domingo pasado, esta vez consideramos el Cuarto Dolor y Gozo junto a la estatua de San José al terminar la Misa de 12h.