Y la Santidad ganó…

Como habíamos anunciado, el pasado 31 de octubre celebramos «Holywins», que significa «la santidad vence»; es una forma de celebrar la Solemnidad de Todos los Santos que se está extendiendo rápidamente por el mundo. Se trata de una fiesta en la que los niños se disfrazan de santos, e incluye dos partes: litúrgica y lúdica.
Nuestra parroquia ha incorporado este año esta celebración contando con un grupo numeroso de niños de la Catequesis, acompañados por sus padres, e invitando a otros de la parroquia; también asistieron de otras parroquias del arciprestazgo. Los niños se disfrazaron de alguno de los santos del calendario litúrgico.

Para mostrar de manera práctica que ser santo significa ser amigo de Jesús, los actos comenzaron con un rato de adoración al Santísimo expuesto en la custodia.
Después de orar y cantar a Jesús en la Eucaristía, padres e hijos pasaron al salón de actos, donde tuvo lugar un “desfile” de santos: uno a uno, los niños fueron subiendo al estrado para indicar el santo que representaban junto con algunos datos de su biografía.

Al finalizar, todos compartieron una sabrosa merienda organizada por los padres.
La celebración resultó un éxito: los niños aumentaron su devoción por alguno de los santos, los padres actualizaron el deseo de que sus hijos sean más amigos de Jesús, y todos entendimos mejor la llamada universal a la santidad que predica la Iglesia.