Ahora queda el interior

Pasado ya felizmente el ecuador de las obras del Centro Parroquial, afrontamos ahora la adquisición de dos sagrarios, las campanas, las imágenes del retablo y los bancos del templo. Contamos con vuestra generosidad para conseguir que estos elementos sean acordes con la dignidad que requiere la nueva iglesia.