En la cota más alta

De acuerdo con una costumbre de las obras de construcción del norte de España, se ha puesto el “ramo” al alcanzar el punto más alto de la edificación, en este caso de la nueva iglesia. Un motivo más para seguir rezando por la buena marcha de la construcción del nuevo Complejo Parroquial.